ALERTA DE SEGURIDAD PARA MOTORES ROLLS ROYCE TRENT 1000

Los motores Rolls-Royce Trent 1000  se han visto afectados por un  nuevo problema que se suma a las complicaciones que ha debido soportar el fabricante desde 2016.  El fallo en específico se refiere al agrietamiento de los discos de turbina de baja presión debido al rozamiento con las juntas cercanas. Los motores Trent 1000 equipan al B 787 Dreamliner.

La Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA) informó que planea emitir una directiva de aeronavegabilidad sobre el asunto, el que podría provocar daños y reducir el control sobre la aeronave si no se efectúan las correcciones. Las fallas del Trent 1000 han acumulado más de mil millones de dólares en cargas económicas para la compañía debido a problemas que ha presentado. Esto ha ocasionado que su competidor  General Electric actualmente posea una mayor proporción de ventas y pedidos de motores para el 787. Concretamente esta última alerta no está en la misma escala que las anteriores alertas, ya que la EASA indica que las inspecciones pueden esperar hasta la próxima inspección y que los discos pueden ser instalados en nuevas turbinas siempre y cuando sean examinados posteriormente.

EASA certificó el Trent 1000 en 2016 y su últimos problemas habían sido relacionados con posible corrosión por sulfatación

Rolls-Royce en una declaración hecha en mayo había dicho que tenía el objetivo de reducir la puesta en tierra del Trent 1000 para trabajos de reparación a no más de 10 a la vez mientras se reanudan los vuelos después de los cierres por el coronavirus. La compañía londinense ha dicho esta semana que este nuevo percance no debería influir en este objetivo.

Refiriéndose al problema específico detectado una vocera de Rolls Royce  ha dicho “No anticipamos que causará ninguna carga significativa de mantenimiento de los motores de los operadores”, y agrega “Estamos desarrollando una solución de diseño que eliminará la necesidad de inspeccionar estas piezas”.

Ahora hay que esperar la directiva de aeronavegabilidad de la EASA y la solución que Rolls Royce presente a los discos afectados para evitar problemas de seguridad a sus motores Trent 1000.

Varios problemas ha debido enfrentar el desarrollo de los Trent 1000 desde 2006, afectado principalmente a la flota de aviones Dreamliner

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *