APARECEN NUEVOS PROBLEMAS PARA EL 737MAX

Nuevas complicaciones han surgido para Boeing con su moderno 737 MAX. Desde hace más de un año la flota de aviones de la compañía se ha quedado en tierra debido a dos graves accidentes que sufrieron en un periodo de menos de cinco meses. Actualizaciones de software, revisiones detalladas, cambios de componentes y sucesivas pruebas de vuelo con el ordenador principal no han parado de darse durante este tiempo. Sin embargo, el análisis de los test en los aviones sigue sacando a la luz errores, tal como dos nuevos problemas encontrados en el software del avión, aunque ellos no están relacionados con los accidentes que se produjeron.

Durante esta semana Boeing confirmó que hará dos nuevas actualizaciones de software para el ordenador de control de vuelo de los 737 MAX. Indicó claramente que estas actualizaciones no estaban relacionadas con los sistemas que fallaron en los dos accidentes fatales de hace más de un año. Según lo indicado por la agencia Reuters, los dos nuevos fallos tienen que ver con una desconexión del piloto automático y con una pérdida de control del estabilizador del avión.

Boeing está trabajado duro en busca de la re-certificación de la aeronave y para ello el fabricante norteamericano debe actualizar el software para solucionar estos dos problemas antes de entrar en las fases de certificación oficiales. Estos dos errores y todos aquellos que se hayan ido descubriendo hasta la fecha deberán solucionarse para que la autoridad competente puedo volver a certificar al 737MAX. Una vez estén todos solucionados la FAA realizará las pruebas correspondientes en una primera etapa virtuales y finalmente pruebas reales en el aire.

Las pruebas de vuelo han sido retrasadas al menos hasta mayo

Por si Boeing no tuviese suficiente con los propios errores del Boeing 737 MAX, su proceso para volver a operar la aeronave se retrasa incluso más, aunque esté todo solucionado. El COVID-19 es la razón tal como a detenido a más de la mitad del mundo, y esta es la causa de programas los test al menos hasta mayo.

Boeing por su parte mantiene la esperanza de poder recibir la aprobación para surcar los cielos a mediados de 2020. Esta certificación es vital para la empresa, que no solamente tiene todos los 737 MAX en tierra (y no tiene ya dónde estacionarlos), sino que además pierde dinero en cantidades cada día que los aviones están sin volar. Boeing puso una pausa en enero de este año en la planta donde producen los Boeing 737 MAX debido a que no hay aerolíneas que quieran comprarlos hasta que no ver solucionados todos los problemas. Posteriormente se deberá trabajar en la aprobación de Europa y otras regiones.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *