BOEING ESTARÍA PRÓXIMO A CERRAR LA PRODUCCIÓN DEL JUMBO 747

Boeing estaría próxima a informar el cierre de la cadena de montaje de Boeing 747 Jumbo Jet, poniendo fin a más de 50 años en su bien ganado trono como “La Reina de los Cielos” . De acuerdo a lo informado por la agencia periodística Reuters,  Boeing dejaría de fabricar al legendario B747-8, la versión más moderna y que se mantiene hasta hoy en producción , debido muy bajo ritmo de producción que equivale a 1 avión cada 2 meses.

La compañía norteamericana tiene unos 15 aviones pendientes por entregar, lo que se traduce en unos 2 años de trabajo para terminar las unidades que están actualmente en la lista de pedidos del fabricante , por lo que la planta de Everett en el estado de Washington continuaría trabajando en las ultimas unidades hasta 2022.

La compañía no confirmó ni desmintió la noticia, pero un vocero indicó a Reuters que el programa del B747-8 “tiene mas de dos años de producción por delante”, tiempo en el que tienen que cumplir con las órdenes pendientes. Y agregó: “Continuaremos tomando las decisiones correctas para mantener la línea de producción en forma y responder a las necesidades de los clientes”, dijo. Pero se teme que la compañía anuncie el cierre definitivo de la oferta de estos aviones en el mercado debido a bajo interés en ellos por parte de las aerolíneas.

B-747-8i de la línea carguera UPS

Ya Airbus, su principal competidor, había anunciado que no continuaría fabricando su tetramotor A-380, competidor directo del Jumbo ante la falta de pedidos y la aceleración de la baja en las flotas debido a la pandemia mundial.

De las 15 unidades restantes que tiene Boeing por fabricar, son solo para un par de clientes: Un total de 12  están destinadas a equipar a UPS (United Parcel Services), y los otros 3 restantes irían a la línea de vuelo de la empresa rusa Volga-Dnepr Group.

En tanto el único pedido que ha recibido Boeing para B-747-8 de pasajeros ha sido el avión presidencial “Air Force One” en 2017, que no es precisamente un avión de aerolínea si no un aeronave muy diferente en equipamiento, destino y cometido, por tanto la línea de producción de la versión de pasajeros permanece cerrada hace 3 años.

50 años de historia destacada , convirtiéndose en un verdadero ícono de la aviación mundial, con una diseño totalmente reconocible en cualquier lugar y unas capacidades  que cambiaron al mundo de la aviación, especialmente en los vuelos transoceánicos. Desde que el Jumbo entró en servicio con Pan Am en 1970, su cliente de lanzamiento, Boeing ha recibido pedidos por 1.571 unidades  de este avión, posicionando al gigante como un rotundo éxito comercial entre los aviones de doble pasillo superado solo por B777 del mismo fabricante.

Gradualmente durante los últimos años las aerolíneas fueron perdiendo el interés por los aviones de gran porte y prefirieron actualizar sus flotas con modelos de dos motores en lugar de 4 , haciendo las operaciones de largo alcance más baratas y con un menor consumo de combustible, así aeronaves como B777, el B787 y el A350, fueron ganando terreno respecto de los cuatrirreactores principalmente por el desarrollo alcanzado en la tecnología de motores de alta eficiencia y capacidad.

Lufthansa fue una de las aerolíneas que decidió dejar en tierra a sus B-747

De la versión actual 747-8i, moderna aeronave que incorporó nuevas tecnologías y mejoras, destinado a competir con el A-380 se lograron vender 47 unidades, muy por debajo de lo esperado. Por su parte la versión carguero de 747-8i obtuvo hasta ahora 107 pedidos de venta.

La idea de cerrar la producción no es una novedad, ya en 2016 se pensó que sería una opción a seguir, y aunque los pedidos de las versiones de carga continuaron, la baja respuesta por parte de las aerolíneas han hecho que la compañía pierda sumas millonarias por cada avión que ha vendido desde esa fecha.  Algunos analistas estiman pérdidas por más de 35 millones de euros por avión.

Los problemas no han cesado para el fabricante norteamericano, como si fuese poco todo lo ocurrido con el 737 Max y luego la pandemia de covid que resulto en una detención brutal y un crisis económica de proporciones, problemas con sus proveedores ya venían azotando a la empresa y la producción del 747 ya que desde el año pasado el cierre de  la compañía Triumph Group, que fabricaba los fuselajes del Jumbo, dejó en muy mal pie a Boeing para continuar con la línea de producción. Esta empresa  socia de Boeing 1966  y desde esa fecha habían caminado juntas en la fabricación y en la historia de B747. Ahogada en problemas y deudas, Triumph no pudo soportar la baja en las ventas del 747 de los últimos años.

Con este escenario incierto y desesperanzador  se espera una decisión de parte del directorio de Boeing, pero nada indica que se opte por otra cosa que no sea cerrar definitivamente el programa de su portafolio de productos y de su cadena de producción . Las cifras son claras; en el mundo quedan aún unos 500 JumboJet en condición de volar el 97% de ellos no está volando y permanecen aparcados en diferentes rincones del planeta.

Como ya se ha dicho , la pandemia del coronavirus sembró un caos total y una paralización sin precedentes  en la aviación mundial donde 2 de las principales víctimas de la industria han sido el  B747 y su competidor el A380, ambos como los primeros aviones en ser dados de baja de las filas de los operadores mundiales y nada indica que esa tendencia se pueda revertir.

Una imagen impresionante e histórica: Un 747 de la NASA encargado de trasladar a los transbordadores espaciales

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *