CAL FIRE SELECCIONA AL S70i PARA REEMPLAZAR A SUS HELICÓPTEROS UH-1H

El Departamento de Silvicultura y Protección de Fuego del estado de California conocido como CAL FIRE ha informado recientemente su intención de reemplazar su actual flota de antiguos helicópteros UH-1H Super Huey por nuevos Sikorsky S-70i.  Con esta decisión la polémica se desata porque Leonardo; una de las empresas interesadas en proveer nuevos helicópteros para reemplazo de la flota de aeronaves antiguas de Cal Fire,  ha presentado una carta de protesta por el anuncio.

La organización especialista en el combate del fuego informó la semana pasada su intención de adquirir 12 unidades de la variante de exportación del helicóptero UH-60M Black Hawk conocida como S70i equipados especialmente para el combate del fuego, en un contrato que se firmará con Air Method y United Rotorcraft que incluye los helicópteros, entrenamiento y sus equipos de misión específicos.   Se ha revelado que el contrato asciende a más de US 20 millones por 5 años pero no esta definida la cantidad exacta de aparatos para ese período.  tampoco se dijo  si la opción de compra se tomará dentro de ese tiempo o bien pudiese ampliarse la opción de arriendo por hasta 3 períodos de 5 años cada uno.

Sikorsky S-70 Firehawk

La razón que esgrime Cal Fire para el reemplazo es el desgaste natural de su muy utilizada flota de  aparatos Huey,  los que resultan cada vez  más complejos de mantener. Otra razón es la necesidad de un aumento significativo en la capacidad de los helicópteros para mantener combate con el fuego.  Janet Upton portavóz de Cal Fire ha dicho ” Esos Hueys nos ha servido bien … pero hemos agotado el suministro de partes disponibles”. Al mismo tiempo, ella añadió, ” hubo un aumento drástico del número de grandes fuegos perjudiciales en California”.  La flota de Bell UH-1 Huey de Cal Fire se formó en 1981 cuando 12 UH-1F se incorporaron al servicio. En 1990 estos fueron reemplazados por 12 UH-1H Super Huey altamente modificados que pasaron por un programa de revisión y reparación principal en los años 1990 y aunque todavía son seguros y capaces, cada vez son más difíciles para darles soporte técnico.

Helicóptero UH-1H Super Huey integrante de una flota de 12 aparatos

Como complemento el Cuerpo de Bomberos del Condado de Los Ángeles también ha seleccionado al S-70i para reforzar su propia flota contra incendios compuesta por modelos S-70 Firehawk. Hace poco 2 nuevas unidades fueron confirmadas incluyendo equipos y entrenamiento poco más de US 29 millones.  Otro usuario de esta versión es la Guardia Nacional de Oregón.

Siendo el UH-1 un aparato muy valorado en todo el mundo como una herramienta eficaz en el combate del fuego, que aún tiene mucho que entregar en este aspecto, pareciera que los años le están pasando la cuenta y las organizaciones correspondientes de Norteamérica consideran necesario optar por aparatos de mayor porte además de mayor tecnología.  El S-70i acomoda un Belly Tank con bomba retractable en un snorkel de carga rápida capaz de contener y lanzar  3785 litros de agua de los cuales 113 litros son de agente espumante. De no llevar adosado el estanque el aparato puede utilizar un bambi bucket de hasta 3000 lts.

S-70i versión de exportación del UH-60M Black hawk

El proceso

Desde la oficina de asuntos públicos de Departamento de Servicios Generales de California se confirmó que luego de un proceso de análisis  quedaron en competencia final las empresas Air Methods/United Rotorcraft y Leonardo (antiguamente AgustaWestland Philadelphia Corporation) donde las ofertas fueron evaluadas usando la mejor valoración para los aspectos técnicos y administrativos y seguidos por una evaluación de costos.

Antes del 4 de agosto tal como lo estipula el reglamento de licitación , la parte no seleccionada podía enviar una nota escrita de protesta y apelación a la decisión y así lo hizo el holding europeo para llevar acabo la apelación al resultado de la licitación. Esta deberá pasar ahora a una audiencia administrativa que puede dirimir entre 45 y 60 días para hacer juicio sobre la protesta del fabricante Leonardo.

 

Las aeronaves de Cal Fire prestan variados servicios a la comunidad

Cal Fire y su Forma de hacer las cosas

CAL FIRE tiene como misión salvaguadar a las personas y proteger a la propiedad y los recursos del estado de California. Cada año atiende unas 5.600 emergencias e incendios forestales que arrasan un promedio de 696.000 kms cuadrados. La organización trabaja de forma agresiva en la prevención con las comunidades, las industrias y el estado, para ello cuenta con profesionales de alta calificación, técnicos preparados y un importante número de voluntarios. Están entrenados para atender emergencias como incendios de hogares, accidentes de carreteras, realizar evacuaciones aeromédicas, tareas de búsqueda y rescate, emergencias químicas, asistencia en emergencias mayores como terremotos e incendios forestales. En este aspecto cuenta con una programa de ingeniería de prevención de incendios en conjunto con la Jefatura de Bomberos del Estado de California(OFSM) para proteger la vida y la propiedad. La cobertura puede ser mas allá del estado de California de acuerdo a los convenios cooperativos. Se constituye como un organismo fiscalizador y certificador de seguridad, concede licencias a los inspectores y a todos los sistemas de protección de fuego. Cada año en su academia se imparte clases y certificaciones para más de 2000 alumnos, pero el alcance es de 24.000 a distintos niveles en todo el país siendo una de las instituciones de capacitación y entrenamiento de control de fuego más prestigiosas. Tiene también como fin del estudio y la conservación de los bosques y recursos naturales, supervisa y regula la explotación privada de la madera.

Cal Fire provee servicios de protección en 36 de los 58 condados del estado mediante contratos y es el segundo departamento municipal de bomberos más grande de USA después de Nueva York. Otros 8 condados conocidos como los estados “de los contratos” reciben apoyo de administración y gestión con convenios firmados con organismos que proveen capacidad de prevención y combate de fuego, con cuerpos de bomberos, pero principalmente con los gobiernos locales de esos estados.  Administra gestiona y da recursos a departamentos de bomberos del California que totalizan centenares de estaciones de bomberos, equipos y carros diferentes, unas pertenecientes al estado y otras particulares que se suscriben a la tarea, además trabaja en conjunto con bomberos profesionales de California,  Una unidad de gestión que incorpora al Servicio Forestal de Estados Unidos y al Servicio de Parques Nacionales proporciona un centro de mando compartido y bajo esta existe una unidad de administración que da apoyo a la economía de escala y a la cooperación entre instituciones.  Controla 2 regiones principales divididas en 13 y 8 unidades respectivamente,  cada una trabaja con un Centro de Comando de Emergencia y sus unidades están disponibles para agencias estatales, federales y locales para cualquier tipo de emergencia incluyendo inundaciones y terremotos. Cada unidad operativa consta de: Las compañías de bomberos de la jurisdicción con sus equipos,a estas se suman un número importante de carros especializados en fuego forestal provistos por Cal Fire mediante convenios con 3 fabricantes norteamericanos,  al menos 1 base Helitak o Air Atack (helicópteros o Aviones), equipos Bulldozers con maquinaria pesada y combatientes terrestres. Además Cal Fire  es pionera en sumar fuerza y obra de presidiarios en el combate de incendios contando algunos condados con estas fuerzas en la labor de extinción, así como también coordina equipos de la Guardia Nacional . Cada unidad elabora sus programas de control, prevención y combate de incendios y todas cuentan con Centros de Comandos Móviles (MCC) en coordinación constante con los Centros de Comando de Emergencia (ECC) que tiene cada unidad operativa, en base a comunicación satelital, radial y en la red. Utilizan varios programas computacionales de gestión de recursos, de data geográfica y de posicionamiento para administrar cada una de las aeronaves, carros y equipos de apoyo en todo momento.

UH-1H de Cal Fire en combate de incendio forestal

Cal Fire opera una eficaz flota de aeronaves contra incendios (air tankers) que administra bajo un Programa de Gestión de Aviación donde aviones y helicópteros son puestos en orden de vuelo. Si es necesario,  bajo ese programa se pueden sumar aeronaves adicionales en arriendo o leasing para hacer frente a emergencias mayores. Conocido como Cal Fire Air Program es uno de los mayores programas no militares de aviación de los Estados Unidos y administra de forma permanente 23 unidades Grumman S-2T (lanzan 4500 lts c/u), 14 aviones tácticos OV-10A Bronco , que actúan como Forward Control, guía de lanzamiento, observación y búsqueda avanzada y 12 UH-1H Super Huey (1360 lts en tanque fijo/1200 lts en bucket) para intervención rápida primaria, más decenas de aeronaves complementarias arrendadas como AT.802, Lockheed P3 / Electra, C-130 Air Tanker, MD-10 Ten Tanker entre otros cuando las emergencias son mayores. También mantiene un centro de entrenamiento de alto nivel en Sacramento. Además el programa administra 13 bases de aviones y 10 bases de helicópteros distribuidas de forma estratégica de manera que el tiempo de reacción ante un incendio no supere los 20 minutos. Los helicópteros también son usados en evacuaciones aeromédicas y con equipos de ignición química para quitar combustible al fuego, además del transporte de bomberos forestales. En tanto aviones y helicópteros también son utilizados en el mapeo infrarrojo de las emergencias. Todas las aeronaves están al servicio de las emergencias que el estado de California determine. El programa aéreo es sustentado por el trabajo de más de 150 especialistas entre gestores del programa , coordinadores, administradores, pilotos y técnicos de mantenimiento además de personal calificado para otras tareas específicas aeronáuticas. Dos empresas Dyn Corp y Logistics Specialties Incorporated (LSI) son las especialistas que proveen todos los servicios. La primera brinda toda la dotación de pilotos, técnicos y mantenimiento aeronáutico; la segunda provee el sistema de administración logística, de repuestos piezas y partes.

Super Hueys de Cal Fire llenando sus estanques ventrales mientras combaten un incendio forestal en California

 

¿En Chile Podemos aprender de Cal Fire?

La respuesta es Sí.

Debido a que en los últimos años las emergencias y catástrofes ocurridas en Chile cuentan un progresivo aumento y que la frecuencia en intensidad de ellas se ha multiplicado considerablemente, en AT creemos que la consulta e inspección a Cal Fire y su programa de manejo de aeronaves es algo completamente necesario por parte de las autoridades chilenas y la posibilidad de crear un organismo similar adecuado a la escala nacional integrado por especialistas que gestione y administre eficientemente los medios aéreos para las emergencias, entre ellas los incendios forestales, pero también en otras de todo tipo. Hay que trabajar en requerimientos, estructura y organización, pero en el país existe una capacidad fuerte en experiencias dispersas en materia aeronáutica donde pilotos, técnicos, aeronaves y empresas pueden ayudar de manera importante. El estado además debe generar las condiciones y realizar los estudios para la creación de una organización de gestión de emergencias y crisis con un departamento coordinador aéreo del alta planificación y eficiente respuesta que pueda enfrentar eficazmente a variadas emergencias, entre ellas los devastadores incendios forestales.  Es momento de comenzar a analizarlo.

Avión S-2T lanzando más de 4000 lt de retardante. La aeronave es parte de un sistema muy estructurado para enfrentar emergencias forestales.
OV-10A bimotor turbohélice que provee control aéreo, observación, mapeo y además es usado como guía de lanzamiento

Fotos: Mark VonRaesfelf / Ted Soqui / Erick Lian / Monrovia aviation / Cal Fire

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *