COMO EN LAS PELÍCULAS: PERSIGUIENDO AL AVIÓN

Ha pasado más de una vez pero no deja de ser curioso como la falta de aplicación de los procedimientos puede generar un situación como esta y bastante peligrosa por lo demás.  Antes de continuar con este hecho ocurrido en Australia, debemos hacer una pequeña nota aclaratoria, ya que en el informe del incidente se identifica a 2 profesionales involucrados; el piloto y el ingeniero, Debemos aclarar que en este último se hace referencia al Load Master de la base de la compañía aérea.

La situación que expondremos se desencadenó por un infortunado …más bien despreocupado hecho para ser más específicos, después de que un capitán y un ingeniero no cumplieron con los procedimientos de la lista de verificación, un avión carguero comenzó su rodaje previo al despegue con un puntal de cola (conocido como Tail Stick o Tail Stand) todavía conectado sin que absolutamente nadie se percatara previamente a la puesta en marcha del aparato.  La Oficina de Seguridad del Transporte de Australia publicó su informe final sobre el incidente.

Bae-146 VH-NJZ protagonista de esta historia

El 22 de enero de 2019, un carguero de la empresa Cobham Aviation Services, un British Aerospace 146-300, registrado VH-NJZ, realizaba un vuelo de carga programado desde el aeropuerto de Melbourne (MEL) a Brisbane (BNE) con una escala en Sydney (SYD).

Al aterrizar en Sydney, y  como es habitual se colocó un puntal o tail stand en la parte trasera del avión, antes de que comenzaran las operaciones de carga. Una vez que el avión se cargó con los correspondientes dispositivos ULD,  el capitán procedió a una inspección visual de prevuelo en el exterior y el ingeniero aseguró la puerta de carga. Sin embargo, el informe de la ATSB señala que la lista de verificación previa a la partida no se realizó “de una manera de pregunta y respuesta”, lo que resultó en “perder la oportunidad de detectar la presencia del puntal de cola antes de la partida”.

Bae 146 de la australiana Cobham en versión de pasajeros

Luego de la puesta en marcha de motores el carguero se dirigió a la pista con el puntal de seguridad aún instalado. Al mismo tiempo, un técnico de otra compañía, que acababa de llegar a la plataforma, advirtió al ingeniero de Cobham sobre lo que estaba viendo; el avión rodando con la barra puesta en la cola. En una escena muy al estilo de la comedia de humor  Benny Hill, “el ingeniero comenzó a perseguir el avión a pie e intentó atraer la atención del capitán agitando los brazos y gritando”, pero fue todo eso fue en vano. 

Luego se subió a un vehículo remolcador con otro miembro del personal de tierra e inició una persecución, mientras llamaba a la oficina de mantenimiento de National Jet Express para advertir a la tripulación. Estos “Transmitieron el mensaje a Operaciones de  National Jet Express , que a su vez intentó contactar sin éxito a ambos pilotos por teléfono móvil” pero los pilotos no respondieron. “El capitán informó que durante el recorrido de despegue, sintió que su teléfono vibraba en su bolsillo, pero no respondió porque se estaba concentrando en la partida”, indica el informe.

El Bae 146 es un cuatrimotor multifunción capacitado para operar aeropuertos de poco equipamiento (AirTeamnImages)

Mientras tanto el hombre entierra que era incapaz de ponerse en contacto con la torre de control, se acercó a un oficial de seguridad de plataforma cercano. Pero cuando le indicó que llamara a los pilotos, el avión había llegado a la pista 16R, aplicó potencia y partió. El soporte de cola se separó del avión durante el recorrido de despegue, dejando restos de objetos extraños potencialmente peligrosos sobre la superficie de la pista.

Posteriormente, debido a este hecho  la pista se cerró brevemente para efectuar la revisión y limpieza de la misma y se recuperó el puntal de la cola. El piloto fue contactado e informado del incidente que había protagonizado sin percatarse. El ingeniero confirmó que se había encontrado todo el puntal de la cola y que nada quedaba unido al avión. Sin embargo, a su llegada a Brisbane, por precaución el control de tráfico aéreo solicitó que el BAe 146-300 aterrizara en una pista alternativa. Tras la inspección, se descubrió que el avión no sufrió ningún daño.

Tail stick o Tail Stand Stick que evita que los aviones “se sienten” mientras son cargados o descargados.

Después del incidente, la ATSB identificó dos discrepancias principales:

  • Durante las verificaciones previas a la partida, no se completó la lista de verificación completa entre el capitán y el ingeniero. Esto negó el valor de la lista de verificación como control de riesgos y dio como resultado una oportunidad perdida para identificar que el puntal de cola todavía estaba unido al avión antes de que saliera de la zona de carga. 
  • El ingeniero no tenía medios o procedimientos efectivos para contactar a la tripulación de vuelo mientras el avión estaba rodando. Como resultado, la tripulación de vuelo no fue alertada del error antes del despegue.

Sin embargo, la autoridad no emitió ninguna recomendación de seguridad, ya que Cobham Aviation Services tomó medidas de manera proactiva para evitar cualquier repetición. Se enviaron una alerta de seguridad y un correo electrónico al personal pertinente para recordarles los procedimientos de la lista de verificación, y se les dio un número de contacto a los ingenieros para contactar a las torres de control de sus bases.

Por tanto con un ejemplo claro como este, nuevamente no está de más recordar que siempre se deben realizar los procedimientos de verificación y chequeos aunque la rutina muestre que “siempre todo está bien” cuando se debilita la verificación es cuando permitimos que los incidentes o accidentes tengan una oportunidad de presentarse.

Vista interior de un carguero BAE-146-300QT

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *