FUERZA AÉREA DE CHILE CELEBRÓ 88 AÑOS CON IMPORTANTES PROYECTOS DE MODERNIZACIÓN

La Fuerza Aérea de Chile celebró el pasado miércoles 21 de marzo su aniversario número 88 en una ceremonia realizada en la base aérea El Bosque de la ciudad de Santiago  y encabezada por el recién asumido presidente de la República, Sebastián Piñera junto al Comandante en Jefe de la FACH General Jorge Robles.

Como ya es tradición, la ceremonia tuvo como parte importante un desfile aéreo y terrestre con parte del material tecnológico con el que cuenta la institución. Luego de los discursos correspondientes se dio paso desfile que incluyó la apertura del mismo por parte de la escuadrilla “Halcones” con sus Extra 300L,  seguidos de una escuadrilla de 15 entrenadores T-35 Pillán de la Escuela de Aviación. Posteriormente una formación mixta de 8 cazas  F-16C/D Block 50M y F-16AM realizó su imponente paso. Tras ellos surcaron el cielo un avión KC-135 reabastecedor con su boom de combustible desplegado junto a un par de F-16AM Block 20 demostrando la capacidad de re-despliegue desde cualquier lugar. Muy de cerca en el orden de presentación, continuó el paso del impresionante avión de alerta temprana EB-707 Cóndor.  En forma seguida 3 transportes tácticos Hercules C-130 (H/R) cerraron la formación de aviones para dar paso a una agrupación de helicópteros Bell 412EP y UH-1H.

La FACH se encuentra en medio de un proceso de modernización que se realiza por etapas y como tal  exige un trabajo constante para hacer de esta institución un arma eficiente, eficaz por cierto a la vez útil para la comunidad. En respuesta a esto último es que para cumplir de la mejor manera con el Sistema Nacional de Protección Civil, las fuerzas armadas asumen nuevos roles y mejores respuestas a los requerimientos en caso de emergencias y desastres naturales. De acuerdo a ello es que cobra importante valor la incorporación de 6  helicópteros Sikorsky S-70i Black Hawk que se encuentran en proceso de fabricación en la filial PZL-MIELEC de Sikorsky Aircraft Corporation en Polonia cuyas 3 primeras unidades deberán arribar a Chile en Agosto de presente año.  Se debe destacar que estos aparatos vendrán equipados con estanques de combustible adicionales, freno de rotor, cámara térmica, una moderna suite NAV/COM  y equipamiento anti-hielo. Los S-70i estarán asignados a tareas de ayuda y soporte en caso de emergencias, a tareas CSAR, en labores de rescate, trabajos de soporte logístico pesado,  transporte de tropas y de personal. Entre  las razones para ser seleccionado están su prestaciones para operaciones “Hot & High” y su capacidad de largo alcance, que estanques adicionales podrá incluso cubrir operaciones en territorio antártico.  Estos aparatos se sumaran al único S-70A operado por la FACH actualmente y es posible en un futuro cercano concretar la opción de 3 unidades más en la medida que se aprueben los fondos para ello.  La compra incluye un completo paquete de insumos y repuestos, soporte logístico, equipos de operación y mantenimiento, entrenamiento para tripulaciones y técnicos.

En el campo del entrenamiento, se recibieron recientemente 2 nuevas unidades de aviones de entrenamiento y ataque A-29 Super Tucano. Estas son parte de un nuevo lote de 6 aeronaves que serán entregadas este año y que se suman a los 12 aviones que ya posee la Escuela Táctica  del Grupo de Aviación Nro 1 con base en Iquique. Los excelentes resultados obtenidos con el A-29 en las tareas de entrenamiento táctico y avanzado además de otras funciones militares,  especialmente la de ataque ligero de precisión, CAS (Combat Air Support) e ISR (Intelligence, Surveillance & Reconnaissanse) han determinado que la FACH tome la decisión de aumentar su flota.  Por otro lado la formación constante de pilotos y el entrenamiento en las diferentes etapas de instrucción requiere de material de vuelo de alta disponibilidad por lo que sumar estos 6 aparatos se hacía necesario a fin de no dar limitaciones a la línea de vuelo y el cumplimiento de tareas asignadas. Los Super Tucano son el paso inmediatamente anterior para las tripulaciones de F-16.

En cuanto a la flota de transporte las cuatro unidades de aviones C-130R/KC-130R adquiridas al Cuerpo de Marina de los Estados Unidos (USMC) recibidas entre 2015 y 2016 (números 990,991, 992 y 999) han venido a complementar y dar respiro a la exigida flota de C-130B/H con que contaba la institución (995, 996, 998). Sin embargo el proceso pausado de búsqueda de un transporte medio continúa, donde una aeronave como el C-295M o C-27J, las que ya han sido evaluadas, vendría a ocupar el vacío que hay entre la línea de los DHC-6/C-212 y los C-130, pero sin plazos ni concursos fijados hasta ahora.

A fines del año recién pasado se recibió la última partida de repuestos, piezas y partes incluyendo 6 células de aviones C-101CC Jordanos, destinados mantener en vuelo la pequeña flota operativa que tiene la FACH de sus C-101CC/A-36 Halcón II (9 aparatos en vuelo más varias unidades remanentes de un flota que llego a las 36 unidades). La FACH pretende mantener operativos estos aviones de instrucción avanzada y táctica por unos años más hasta cuando ya no pueda ser aplazado aún más el programa de renovación y adquisición de un entrenador jet.

En cuanto a los F-16 los planes van por 2 secciones diferentes. Por una parte de proyecta la actualización de las aeronaves F-16AM/BM Block 20 comprados a los países bajos y que ya recibieron las modificaciones del programa MLU cuando servían en la fuerza aérea holandesa y posteriormente sometidos al programa Pacer Amstel donde casi la totalidad de las 18 primeras unidades adquiridas (tape 2), pertenecientes al Grupo de Aviación Nro 8 fueron modificadas y revisadas estructuralmente por parte de las empresas Daedalus, en un principio y posteriormente Enaer. El segundo grupo de aeronaves (M4 o Tape4) que sirven en el Grupo 7 no son objeto de esta modificación que fue finalizada hace poco más de un año.

Ahora el plan, que se lanzará entre 2018 y 2021, tiene como objetivo someter los F-16 de los modelos AM/BM de Chile a un nuevo paquete de electrónica y sistemas de control de misión construido alrededor de un radar activo de exploración electrónica de apertura sintética (AESA). También se incluiría un nuevo sistema de planificación y gestión de misiones, un nuevo sistema de contramedidas electrónicas (ECM) / medidas de soporte electrónico (ESM) además de mejoras en la cabina.

Por otra parte la FACH está considerando aumentar el número de aviones del Bloque 50,comprados a los Estados Unidos, sumando entre seis y ocho unidades a la flota actual de 10 cuando la actualización de los F-16 de mayor data hayan sido actualizados.

Así la Fuerza Aérea de Chile continúa en la senda que inició hace 88 años donde la calidad de su personal y tecnología permanecen en constante evolución para dar respuesta a los requerimientos modernos, transformándose en una fuerza eficaz, de alto poder y alta movilidad que participa activamente en el desarrollo nacional.

Fotos: Jaime Lamas / Cláudio Cáceres / FACH

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *