SISTEMA FENESTRON CUMPLE 50 AÑOS

El 12 de abril de 1968, el primer Fenestron se lanzó al cielo con el segundo prototipo del Gazelle. Desde entonces, se ha convertido en un emblema sucesivo de Sud Aviation, Aerospatiale, Eurocopter y ahora los helicópteros Airbus que a adoptado esta tecnología en su nuevo H-160 brindando reducción de ruido y seguridad a la próxima generación de helicópteros.

La idea detrás de cubrir el rotor de cola fue desarrollada inicialmente para proporcionar protecciones adicionales para los trabajadores y operativos en tierra, pero también para proteger el rotor de cola tanto en vuelo recto como en entornos operativos complicados, además de facilitar el trabajo seguro con líneas de alta tensión. Los beneficios de reducción de sonido siguieron después de mucha investigación y optimización de una generación de Fenestron a la siguiente.

Originalmente llamado “Fenestrou”, que en dialecto provenzal significa “ventana pequeña”, el término evolucionó hasta convertirse en el famoso Fenestron. Se certificó por primera vez en el revolucionario Gazelle en 1972 y luego se integró en el primer prototipo del Dauphin monomotor, cuyo primer vuelo fue en junio de 1972. Además dentro del desarrollo del nuevo ingenio, se realizaron ensayos con un Puma de siete toneladas en 1975, sin embargo, con su diámetro de 1 m 60 y sus 11 palas de rotor de cola requerían demasiada potencia para que el Fenestron pudiera brindar una ventaja operacional en esta clase de helicópteros, por lo que su uso en aeronaves de esa categoría fue descartado.

La segunda generación se produjo a finales de la década de 1970 con un Fenestron de material compuesto, que aumentó el diámetro del nuevo Fenestron del Dauphin en un 20% hasta llegar a 1,10m. Esta mejora fue motivada por el requisito de la Guardia Costera de los EE. UU. que solicitaba un helicóptero altamente maniobrable para las operaciones de búsqueda y rescate. Los aviones de US Coast Guards todavía están en servicio hoy y han acumulado más de 1.5 millones de horas de vuelo.

Mientras tanto, la investigación continuó optimizando la forma del Fenestron, láminas de cuchillas, y por sobre todo para mejorar la reducción de sonido, especialmente durante ciertas fases del vuelo. Entre 1987 y 1991 se probó con éxito en un Ecureuil, cuyo prototipo aún está en exhibición a la entrada de la sede central de Airbus Helicopters en Marignane.

En 1994, la tercera generación del Fenestron se instaló en el H-135 y optimizó los niveles de ruido mediante el uso de un ajuste desigual de las cuchillas. En 1999, el H-130 realizó su primer vuelo con un Fenestron derivado de esta versión. El H-145 hizo su turno en 2010.

50 años después, la H-160 posee el último y más grande Fenestron que se construirá en un helicóptero Airbus con un diámetro de 1 metro y 20 cm. Un dato importante es que el hecho de que está inclinado a 12 ° permite un rendimiento mejorado con una carga útil adicional y mayor estabilidad, especialmente a bajas velocidades, entregando aún mejores prestaciones. Con el H-160 lista para conquistar el mercado de bimotores medianos, el Fenestron será una de las firmas destacadas de Airbus Helicopters en los cielos en las próximas décadas.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *