V22 OSPREY DE LOS US MARINES CORPS SE ACCIDENTA EN AUSTRALIA

Eran 26 los tripulantes de un Bell-Boeing V22 Osprey, cuando se accidentó en las costas de Australia el sábado recién pasado, perteneciente a los US Marine Corps.

La aeronave iba a bordo del USS Bonhomme Richard, cuando salió a una operación programada y por motivos que se investigan se estrelló con el agua, dejando varios heridos, quienes hoy están siendo trasladados a Brisbane.

De las 26 personas a bordo, pudieron rescatar a 23, ahora las autoridades de Estados Unidos han dicho que es difícil encontrar a los tres restantes con vida, por lo que la operación pasó de ser de búsqueda a “recuperación”.

En Queensland se desarrolló un ejercicio militar llamado “Talisman Sabre 2017”, entre las fuerzas armadas Australianas y Estadunidenses, que finalizó el pasado 25 de julio, ejercicio en el que estaba participando el portaaviones y los Osprey de los Marines.

V22 participando en Talisman Sabre 2017
Talisman Sabre 2017

El V22 Osprey es descrito como muy difícil de volar, más que cualquier otra aeronave.

Neil James, Director Ejecutivo de la Asociación de Defensa de Australia, dijo que el Osprey no se compara a ninguna otra aeronave, la dificultad de su operación está directamente relacionada a su planta motriz y el sistema de rotor basculante que lo deja en la categoría de aeronave de ala fija y ala rotatoria, lo que lo hace único, sobre todo durante despegue y aterrizaje.

El Osprey ha tenido 10 accidentes en alrededor de 20 años entre pruebas y servicio, más de 18.000 horas de vuelo en combate, por lo que la razón de accidentes versus el tiempo en operación es bajo, especialmente por lo difícil de volar, de hecho, los accidentes que han ocurrido hasta ahora se les atribuye a esta característica.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *