VIRGIN ATLANTIC TOMA MEDIDAS EXTREMAS PARA SOBREVIVIR

Virgin Atlantic, la aerolínea del multimillonario Richard Branson anunció drásticas medidas debido a la crisis que sufre, principalmente como consecuencia del Covid-19. Estas medidas son : La reducción de  un tercio de su fuerza laboral, que será despedida mientras se intenta reformar y redimensionar la compañía. Además se retiran los aviones Boeing 747 de su flota. Como última determinación, todas las operaciones desde Gatwick se cancelan, conformando un drástico paquete de medidas para reducir costos.

En una declaración pública, la aerolínea anunció estas medidas dentro de una serie de cambios inmediatos que reestructuran la compañía en búsqueda de:  Una gran reducción de costos, preservar el flujo de caja y proteger la mayor cantidad de empleos que sea posible. Esto pese a que anteriormente ya los pilotos habían aceptado un recorte de salarios del 47% y también se acogieron en esa oportunidad al programa estatal de licencias con goce de sueldo impulsado por el gobierno Británico.

Se recortarán un total de 3150 puestos de trabajo y según la Asociación Británica de Pilotos de Aerolíneas (BALPA)  426 pilotos (el 42% de la planta), 1500 tripulantes y más de 1200 otros puestos de distintas áreas serán eliminados.

La flota será reducida de 42 a 35 aeronaves, sacando del servicio a sus 7 Boeing 747 y manteniendo solo las líneas de Airbus A330, A350 y los Boeing 787. Aunque la reducción debiese se momentánea, pues existen incorporaciones de nuevos aviones como renovación de flota en proceso, pero no se descarta que estos puedan sufrir cancelaciones también por los recortes de presupuesto. Virgin ha recibido 4 de 12 Airbus A350-1000 y para el 2021 deben comenzar a llegar 14 A330-900Neo como reemplazo de los A330 versiones 200/300.

Virgin continúa activa, volando mayoritariamente vuelos de carga desde que la pandemia del coronavirus afectara a Europa y el mundo, principalmente como transporte de equipos médicos e insumos. Pero estos vuelos son también reflejo de una reducción drástica de sus itinerarios y rutas.

La polémica envuelve a su propietario Richard Branson quien ha tratado infrutuosamente de conseguir un enorme crédito y ayuda estatal para poder paliar los efectos de la pandemia y hacer subsistir a su compañía.  En una declaración pública, voceros de la aerolínea señalaron que la empresa continuará «explorando todas las opciones disponibles para obtener financiamiento externo adicional» . El gobierno del Reino Unido ya negó otorgar un préstamo de $ 622 millones para ayudar a mantener la aerolínea. Incluso Branson llegó a ofrecer en garantía su famosa isla privada en el Caribe. Muchas críticas ha habido de por medio pues se le acusa de mantener fondos en paraísos fiscales.

Finalmente, fue anunciado el cierre (aunque no definitivo) del centro de Virgin en Gatwick, centrando el total de sus operaciones en los aeropuertos de Heathrow y Manchester.

 “Después del 11 de septiembre y la crisis financiera global, tomamos medidas dolorosas similares, pero afortunadamente muchos miembros de nuestro equipo volvieron a volar con nosotros en un par de años. Dependiendo de cuánto dure la pandemia y el período de tiempo durante el cual nuestros aviones estén en tierra, esperamos que ocurra lo mismo esta vez «. Dijo Shai Wiess, CEO de Virgin Atlantic.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *