QUE CONSIDERAR SI ME QUIERO CONVERTIR EN PILOTO EN CHILE

¿Has pensando en convertirte en piloto?, si la respuesta es sí, entonces hay ciertos detalles que te recomendamos revisar antes de escoger el lugar donde realizar tu siguiente curso.

Para convertirte en piloto en Chile, hay que cumplir con los requisitos establecidos por la Dirección General de Aeronáutica Civil, entidad estatal a cargo de regular la actividad aérea civil en Chile.

La primera licencia a la que puedes optar para recibir instrucción inicial es la de Alumno Piloto, esta se obtiene a través de un proceso administrativo. Una vez finalizado el curso, podrás obtener la licencia de Piloto Privado, luego de esa la de Piloto Comercial y finalmente la de Piloto de Transporte de Línea Aérea, ya sea en avión o helicóptero.

La Dirección de Aeronáutica permite varias alternativas para que una persona pueda hacer un curso de vuelo en nuestro país, una vez rendidos y aprobados todos los exámenes, obtendrá una licencia, que según la que sea, vendrá con ciertas atribuciones.

Estas alternativas son las siguientes:

  • Escuela de vuelo CIAC/CEAC
  • Empresa Aérea
  • Club Aéreo
  • Instructor de Vuelo Freelance

Cada una de estas alternativas tiene una constitución distinta, pero la finalidad es la misma, formar íntegramente un piloto de avión o helicóptero, capaz de llevar a cabo una operación segura.

¿Cuál son las características de cada una de estas opciones?, te lo contaré a continuación:

Escuela de Vuelo: son empresas dedicadas completamente a la instrucción y entrenamiento de personal aeronáutico. Ante la DGAC pueden estar certificadas como Centro de Instrucción de Aeronáutica Civil (CIAC) o Centro de Entrenamiento de Aeronáutica Civil (CEAC), estos centros se rigen bajo la normativa DAN 141, 142 y 147, y cuentan con su AOC o Certificado de Operador Aéreo.

Empresa Aérea: existen empresas aéreas que cuentan con su respectivo Certificado de Operador Aéreo (AOC), y que además de transporte de pasajeros, ofrecen distintos trabajos aéreos bajo la DAN 137, como inspección de oleoductos, fotogrametría, producción de aire turbulento, extinción de incendios forestales entre otros, en los cuales destacamos la Instrucción de Vuelo, para esto, deben tener un Manual de Instrucción de Vuelo (MIV) aprobado por la DGAC, aquí ellos describen todos los cursos que ofrecen, sus etapas y los detalles de las fases teóricas y prácticas.

Club Aéreo: los clubes son instituciones que se encuentran a lo largo de todo Chile, tienen la finalidad de incentivar la actividad aérea sin fines de lucro, son lugares donde se agrupan pilotos y entusiastas de la aviación quienes, a lo menos, deben contar con una aeronave, esta aeronave podría ser utilizada para la formación de nuevos pilotos, apoyar a la comunidad local con distintas tareas, ofrecer vuelos como nueva experiencia para las personas a un precio accesible, apoyar al país en caso de catástrofe (como ha ocurrido en varias ocasiones en Chile) entre otras actividades.

Instructor de Vuelo Freelance: la última opción legalmente autorizada para formarse como piloto es con un instructor freelance o independiente. La normativa describe esto como un acuerdo entre privados, tanto el alumno, el instructor y el propietario de la aeronave, quien puede ser uno de los dos primeros individuos mencionados, deben firmar una serie de documentos, los que junto a un programa de instrucción, serán presentados ante el departamento correspondiente de la DGAC, una vez autorizado este programa, se otorga la licencia para poder iniciar con todo el proceso teórico-práctico para la formación del nuevo piloto.

Cada una de estas alternativas se puede determinar como la mejor opción dependiendo del perfil de la persona que busca formarse como piloto.

¿Cuál es tu propósito para convertirte en piloto?

Si pretendes volar solo por placer, cuando el tiempo te lo permita, poder salir a volar con amigos, visitar nuevos lugares constantemente, entonces un club aéreo puede ser la mejor opción, normalmente a un club se debe postular y/o ser recomendado por algún socio, una vez aprobado se debe cancelar una cuota de incorporación y pagar mensualmente una cuota social, hay que asistir constantemente a reuniones y ser lo más activo posible en las actividades del club, este es un lugar donde el valor de la hora de vuelo es mas económica que una empresa aérea por razones obvias, ya que no se busca generar ganancias, generalmente no hay seguros involucrados y los instructores no reciben remuneración por su actividad (aunque hay clubes que son la excepción), aquí también podrás encontrar más de un tipo de avión para volar.

Un instructor independiente también puede ser una alternativa para este caso. Mientras tu tiempo lo permita, el instructor tenga disponibilidad y el avión este desocupado, se puede ir avanzando. El punto en contra que puede tener este proceso, es que una vez finalizado el curso de formación y se obtenga la licencia, no siempre se puede utilizar el mismo avión para seguir volando solo y acumulando experiencia.

Si tu propósito es llegar a ser piloto comercial, generar ingresos a través del vuelo y dedicar tu vida a esto, entonces una escuela de vuelo o empresa aérea serian la mejor alternativa, lo que no quiere decir que una escuela o un instructor freelance no lo sea, esto va a depender de tu disponibilidad de tiempo y recursos para volar.

Como mencionaba anteriormente en un club los instructores -normalmente- no reciben remuneración, por lo que los alumnos van a depender de la disponibilidad de ellos para ir avanzando, en cambio en una escuela o empresa, los instructores están dedicados a esta actividad, por lo que su disponibilidad de tiempo será mucho mayor, así que el curso se podría concretar en un menor tiempo.

Una escuela o empresa normalmente te podrá ofrecer un plan completo para llegar a obtener las licencias y habilitaciones para trabajar como piloto, habrá una continuidad lógica en todo el proceso de formación, además de que desde el día uno ya te comenzarás a interiorizar en lo que significa la aviación comercial.

Si estas pasando por aquella fase en la que estas evaluando donde empezar a volar, te recomendamos evaluar todas las alternativas disponibles en tu localidad, tener bien claro cuál es tu perfil de alumno, disponibilidad de tiempo y por supuesto el propósito por el cual obtendrás la licencia.

En Chile podrás encontrar empresas certificadas por la DGAC que imparten instrucción de vuelo, clubes aéreos que ofrecen el curso básico de vuelo y un listado importante de instructores independientes disponibles para hacer instrucción en distintas aeronaves, y en la mayoría de los aeródromos de nuestro país.

Dentro de las recomendaciones que podemos compartir, es confirmar la información que nos están entregando, para colaborar en esto dejamos estos links de interés:

Aquí podrás encontrar el listado de clubes aéreos publicados en la página de la Federación Aérea de Chile “FEDACH”.

Acá podrás encontrar la información de todas las empresas aéreas certificadas en Chile, su información de servicios, contacto y número de AOC.

Y finalmente acá podrás acceder a la “verificación de licencia” de todo el personal aeronáutico de Chile que cuenta con una licencia aeronáutica, ya sea con uno de los apellidos, RUT o numero de licencia, podrás verificar la validez de la licencia y sus habilitaciones entre otros datos que podrían ser de interés.

Antes de iniciar un curso, es primordial saber si mi salud es compatible con la actividad. Existen dos certificaciones médicas a las que se puede postular, MAE clase 1 y MAE clase 2. El MAE 1 es requisito para los Pilotos Comerciales (PC) y Pilotos de Transporte de Línea Aérea (PTLA), mientras que el MAE 2 es requisito para Alumnos Pilotos (AP) y Pilotos Privados (PP).

Cada certificación tiene una vigencia dependiendo la edad de quien la posea:

  MENOS DE 40 AÑOS MÁS DE 40 AÑOS
MAE 1 12 MESES 6 MESES
MAE 2 24 MESES 12 MESES

Independiente de la edad, el MAE clase 2 dura 12 meses para AP, una vez obtenida la licencia PP, su validez se extiende a 24 meses.

Volar es una sensación única, sobre todo cuando el piloto al mando es uno mismo, tener la libertad de despegar y dirigirme al lugar que yo decida es muy satisfactorio, pero también conlleva una gran responsabilidad.

El proceso de formación será la base tanto en conocimientos, criterio y la habilidad del nuevo piloto, por ende debe ser completado con mucha minuciosidad y la seriedad que esto implica.

La principal recomendación es informarse, verificar los datos que se nos está entregando, asesorarse, pedir orientación, no dejarse llevar por el marketing, dejar todo por escrito y evaluar todas las alternativas posibles para elegir la mejor opción.

Cuéntanos, ¿de dónde eres y en qué lugar te gustaría hacer el curso?.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *